LA ESPAÑA MUSULMANA

La conquista musulmana ( 711 – 758 )
La conquista musulmana de la península ibérica fue la expansión inicial del califato omeya sobre Hispania, que se extendió en gran medida desde el 711 hasta el 726. La conquista resultó en la destrucción del reino visigodo y el establecimiento de la wilaya de al-Andalus y marca la expansión más occidental. del califato omeya y el dominio musulmán en Europa. La conquista del reino visigodo por parte de los gobernantes musulmanes del califato omeya fue un largo proceso, que duró quince años, del 711 al 726, en los que llegaron a tomar la Península Ibérica y parte del actual sur de Francia, aunque lo que es el territorio peninsular del reino ya había sido conquistado en el año 720, es decir nueve años después del inicio de la conquista..

La aparición de Al Andalus tras la invasión musulmana de España
Al Andalus era el territorio ocupado por los árabes. Hemos indicado en el 711 fue cuando las tropas islámicas entraron por el estrecho y en el año 756, el alcalde parte de Hispania se había convertido en Al-Andalus, es decir, una nueva provincia del imperio musulmán (también conocido como « califato islámico » ). Para gestionar este nuevo territorio anexado al imperio islámico, se compartía con un gobernador (o también denominado « emir ») que se encargaba de fundir las instalaciones de la Califa musulmana que formaba parte de la dinastía Omeya. Pero hacia la mitad del VIII esta hemorragia recibió un ataque de la familia Abasí quien, desde entonces, se quedó gobernando el Califato.

El Califato de Córdoba ( 929 – SIGLO X )
En el año 929, depués contener a los cristianos, asegurar el poder omeya en el Magreb y controlar a los jefes muladíes independientes, Abderramman III se proclamó Califa, consiguiendo así la independencia politica y religiosa de Al-Andalus respecto a cualquier autoridad exterior. El Califato de Córdoba limitaba al norte con los reinos cristianos de León y Navarra y con los condados de Castilla y Barcelona. Al sur se extendía hasta el continente africano, incluyendo varios territorios en la costa.

La reconquista ( 718 – 1492 )
Desde el principio de la invasión musulmana, los cristianos querían recobrar sus tierras y resistieron el poder musulmán, el día de hoy este período es llamado la Reconquista. En el año 718 comeinzan formó los principales núcleos cristianos que lucharon contra los musulmanes hasta conseguir expulsarlos en 1492. Granada, y expulsando al rey Boabdil. La tolerancia religiosa que existía terminó precipitadamente con la expulsión de mujeres musulmanas y judíos en 1492.

La dinastía nazarí
La dinastía nazarí fue la última dinastía musulmana que dominó el Reino de Granada desde 1238 hasta el 2 de enero de 1492. Su caída supuso el final de al-Ándalus. Esta dinastía tuvo un total de 20 sultanes granadinos. El último de ellos, Boabdil, conocido como « el Rey Chico », se negó a pagar los tributos impuestos por la Corona de Castilla al Reino de Granada para permitir la supervivencia de este último. Este hecho llevó a la reina Isabel I de Castilla a entrar en guerra con el reino Nazarí, lo que unido a la guerra civil que ya padecía este reino, facilitó la reconquista cristiana. La organización territorial y administrativa del reino se realizó a través de las tahas.

Los reyes Católicos
Isabel la Católica y Cristóbal Colón

En 1492 desembarco Cristóbal Colón en Bahamas. La expedición, sufragada en gran parte por la Corona de Castilla, comenzaba entonces el descubrimiento de América. Para muchos, lo que en un principio parecían buenas intenciones se vieron borradas por la codicia y el ansia de poder.

Los Reyes Católicos y la expulsión de los judíos

Después de unos años muy duros en los que la Inquisición (fundada en 1478) tuvo un gran poder, se decretó la expulsión de todos aquellos que no quisieran convertirse al catolicismo. Los que se marcharon, lo hicieron, en su gran mayoría, a África y al Imperio Otomano. Los que se quedaron, siguieron defendiendo su religión, pero lo hicieron de manera clandestina.

La política de los Reyes Católicos

Los Reyes Católicos trataron de dotar de modernidad al sistema de gobierno y salir, poco a poco, del feudalismo de la Edad Media. La creación de consejos como el de Castilla, el del Estado o el de las Indias fueron algunas de las decisiones tomadas por Isabel y Fernando con este propósito.

La muerte de los Reyes Católicos

Isabel la Católica falleció en 1503 y Fernando en 1516. Tuvieron cinco hijos: Isabel, Juan, Juana, María y Catalina. Maquiavelo recordó a Fernando el Católico como el modelo de gobernante renacentista en su obra El Príncipe.

La sociedad
Aunque la mayor parte de la población de Al-Andalus vivía en el medio rural, las ciudades tuvieron una gran importancia, algo que contrastaba fuertemente con el panorama de la España cristiana durante los siglos VIII al XI. Las ciudades andalusíes se desarrollaron en su gran mayoría a partir de las existentes en los tiempos romano-visigodos. Pero los musulmanes también crearon ciudades nuevas, como Almería, Madrid o Calatayud. Córdoba, que en la época califal, llegó a contar con más de 100.000 habitantes, cantidad muy considerable en aquella época. En la cúspide de la sociedad andalusí estaba la aristocracia (jassa), en su mayor parte integrados por familias de origen árabe, aunque también figuraban en ella algunos linajes de ascendencia visigoda. Este grupo social poseía grandes dominios territoriales y la ocupaba los altos puestos en la administración. En el otro extremo de la sociedad se hallaban las clases populares (amma), formadas por artesanos modestos y labriegos. También existió lo que podríamos denominar una clase media, formada esencialmente por los mercaderes. En Al-Andalus había esclavos procedentes de Europa oriental y del centro de Africa. Hay que destacar, por último, la evidente situación de inferioridad que padecían las mujeres en con respecto a los hombres.

Para más información aquí tenéis un enlace a otra página web así como un vídeo explicativo: